domingo, 14 de agosto de 2016

Escaramuza de palabras


Un día un palíndromo se encontró con la palabra: Playa; sin mediar conversación alguna de por medio le dio la vuelta: ayalP.
—No eres palíndromo, ni bifronte —dijo con tono altanero.
Playa le dio la vuelta al palíndromo: omordnílap.
—Usted ni siquiera hacer honor a su apellido —dijo Playa y corrió al mar para darse un chapuzón. 
Sergio F. S. Sixtos



Páginas vistas en total

Procedencia